Domingo motero

Hoy a las 7:40 ha sonado el despertador. El día de descanso y levantándote a esas horas. En verdad, es una locura pero si quieres irte en moto hay que madrugar. Por la noche preparate el mono, y las botas. No habia salido en moto desde diciembre, y teniendo en cuenta que estamos en Mayo, eso son 5 meses sin salir en mi ZX6R 636 ’04. Y me la compré en diciembre. Eso hace que sea esta la segunda salida con la Kawa. Soy un novatillo.

Nos hemos reunido en la gasolinera para marchar hasta El Castillo de Villamalefa. Ciertamente no tenia ni idea que existía ese pueblo en la provincia. Las motos al final te aportan cultura.

Se me había olvidado revisar las presiones en gasolinera que reposté debajo de casa. Así que de paso que nos hemos tomado un café y he puesto los neumáticos apunto.
En este momento Jesús ha tenido un percance con las botas.

El tio se ha comprado un bote de pegamento de la gasolinera para pegarse la suela de la bota. Pero no ha durado mucho lamentablemente. Nunca puedes confiar en un bote de pegamento de un gasolinera un poco extraña. La primera vez que la moto ha alcanzado los 30km/h ha debido de desprenderse de nuevo.

Aquí nadie va en Vespino parece. El casco del dueño de esta CBR 1000RR ’10 era un mágnifico Arai RX7 GP pintado ha conciencia para combinar con la moto.

La CBR 600RR ’10 de Jesús parece tiene ganas de fiesta. Llevarla detrás escuchando el LEO Vince que instalamos hace un par de meses es bastante emocionante. O quizás más bien amenazante cuando las escuchas detrás tuya en una curva. Odio los puños de mi moto. Ya los llevaba cuando la compré y todavía no he encontrado tiempo para comprar otros.

Menudo misil la Aprilia RSV1000R Factory equipada con Brembo, Öhlins…vaya cohete.

Esta Yamaha R1 ’08 también parece ir muy cómoda por las carreteras de la provincia.

La carretera ha sido muy interesante. Hemos subido por la carretera de Onda en dirección Montanejos para coger el cruce y marchar dirección Castillo de Villamalefa a través de una carretera muy divertida dejando atrás Zucaína. Con curvas muy enlazadas y con un ancho bastante decente la carretera se presentaba de lo más exigente con algunas partes sombrías y algunas agujas de pino. No hay curvas extremamente cerradas así que te dejan llevar un ritmo muy divertido.

Aquí podéis ver el recorrido, lo cierto es que es muy divertido conducir por las carreteras más allá de Montanejos. El trozo hasta Zucaíana es muy entretenido y poco a poco le coges confianza y además la carretera es bastante intuitiva.

La llegada a Castillo de Villamalefa es muy entretenida sin apenas recta para descansar y con curvas cerradisímas y lentas en bajada. Al llegar rápidamente hemos localizado el bar para almorzar como bien nos merecíamos después de una ruta bastante exigente sobretodo después de tanto tiempo sin subir en la moto.

La verdad es que hemos sido una buena manada. No conocía a nadie pero en este mundo todo el mundo es muy amable y abierto. Al fin y al cabo todos llevan la misma pasión. Ya estamos en la mesa así que ir pidiendo.

La bajada ha sido más relajada y encima teniendo en cuenta que se estaba quedando sin gasolina. Al llegar de nuevo ha Onda hemos repostado de nuevo. Bueno yo la he dejado en reserva porque me daba pereza quitarme los guantes. Al cabo de 20 minutos estábamos bajo de casa tomándonos ya sin moto de por medio una cervecita fresquita en la terraza

Advertisements

One thought on “Domingo motero”

Thoughts?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s